La CPM  recibió el inmueble de Allison Bell y Garibaldi.

Se completó la desafectación del ex CCD Pozo de Quilmes

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) recibió, de parte del Ministerio de Seguridad de la Provincia, el inmueble de Allison Bell y Garibaldi donde funcionó durante la última dictadura cívico militar el centro clandestino de detención Pozo de Quilmes. Ya en 2017, y tal como lo establecía la ley de creación del sitio de memoria, se había desafectado la parte de calabozos de la dependencia policial.

El inmueble desafectado, ahora en su totalidad, fue transferido a la CPM por 99 años para su conservación y preservación. Todo en el marco de lo dispuesto por la ley provincial 14.895.

Durante un acto realizado esta mañana, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires firmaron el acta que formaliza la cesión del chalet de Allison Bell y Garibaldi, que pertenecía a la DDI de Quilmes y donde funcionó, durante la última dictadura cívico militar, el centro clandestino de detención Pozo de Quilmes.

De la firma del acta, participaron el secretario de la CPM Roberto Cipriano García y la directora general Sandra Raggio, la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza, el secretario de Derechos Humanos de Nación Horacio Pietragalla e integrantes del Consejo del sitio de memoria Pozo de Quilmes.

En diciembre de 2016, todos los bloques de la Legislatura bonaerense aprobaron la ley 14.895 de creación del sitio para la memoria y defensa de los derechos humanos ex CCD Pozo de Quilmes; la normativa estipulaba que el inmueble sería transferido por 99 años a la CPM para su conservación.

En febrero de 2017 se conformó el consejo del sitio con representación de la CPM, el colectivo Quilmes, memoria, verdad y justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y del municipio de Quilmes.

Ese mismo año, se logró la desafectación de la parte del inmueble donde estaban emplazados los calabozos de la dependencia policial, que luego de la dictadura militar siguió funcionando como un lugar de alojamiento de personas detenidas. Desde el momento que la CPM tomó posesión del lugar, comenzaron tareas de conservación y puesta en valor del edificio.

Dirección de comunicación y prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fourteen + 12 =